Desperfecciónate: El sistema

Introducción

Bienvenid@ a la página para enterarte de qué va el sistema y cómo puedes acceder. El sistema de desperfecciónate está orientado a personas perfeccionistas y autoexigentes que han sufrido episodios de ansiedad. Te recomiendo que, antes de nada, leas el post que publiqué para dar a conocer el mismo.

Se trata de un curso gratuito. Dejemoslo claro desde el principio.

También, antes de nada, quiero explicarte cómo funciona el proceso para apuntarse al sistema Desperfecciónate. Primero te presentaré tres páginas (ésta es la primera) en las que te explico por qué y para qué he creado este curso y una última donde te expongo cómo está estructurado el curso y sus contenidos generales. Es decir, quiero leas primero este contenido para que decidas si este curso puede serte de ayuda o no.

En la última página incluyo un formulario para que puedas apuntarte a la segunda parte del proceso. En el mismo, únicamente deberás dar un correo electrónico para recibir una serie de 5 emails donde te he resumido el contenido de cada semana del sistema. El sistema, por tanto, consta de 5 semanas en las que incluyo una clase cada día de lunes a viernes.

Es decir, primero lees estás 3 páginas, te apuntas con tu correo para recibir el resumen de las semanas y, si te cuadra lo que lees, puedes contestar al último correo para pedirme acceso. Te doy usuario y contraseña y… ¡A empezar! 😊

Puede que estés preguntando para qué todo este rollo. Te respondo. El curso es gratuito, sí. Pero mi tiempo y algunas de las herramientas que he utilizado para crearlo, no lo son. Y tu tiempo tampoco. Y tampoco quiero oportunistas. Me gustaría asegurarme, por tanto, de que ni tú ni yo perdemos el tiempo innecesariamente y que, si no el 100%, la gran mayoría de personas que realicen el sistema sean personas que van a sacar un beneficio psicológico considerable del mismo.

¿Por qué he creado este curso?

Si me sigues desde hace algún tiempo, o has leído alguna de las páginas o posts del blog, sabrás que doy una gran importancia a la experiencia directa y personal.

No demonizo la terapia tradicional. Ni mucho menos. Hay pocas cosas más acogedoras, esperanzadoras y útiles que ponerte en manos de un(a) profesional cuando te das cuenta de que tienes un problema gordo. Pero creo que hay un hueco, entre importante y necesario, para que personas que hayamos pasado por un proceso parecido, podamos mostrar a personas que están pasando por lo mismo, las herramientas que a nosotr@s no han funcionado.

Un(a) terapeuta tiene grandes conocimientos teóricos y experiencia tratando a otros clientes. Lo cual es valiosímismo. Una persona que ha pasado por algo muy parecido a lo que estás pasando tú, te puede aportar otro tipo de herramientas y un punch de fuerza, esperanza y comprensión adicional igual de importante. No es una cosa o la otra. Tú tendrás que decidir si te quedas sólo con la terapia convencional o no. Lo que decidas, bien estará.

Por tanto, si estás mal, y crees que puedes estar padeciendo algún trastorno de ansiedad o de otro tipo, ve a un profesional. Además, son los únicos autorizados para realizar ese diagnóstico y confirmar o desmentir tus sospechas de estar padeciendo TOC (Trastorno Obsesivo-Compulsivo), anorexia, agorafobia o lo que fuere.

Ésta es otra de las razones por las que este curso es gratuito. Yo no soy terapeuta. Soy un ingeniero informático que ha pasado por varios TOCs y un episodio de anorexia y que, además, ha hecho uso tanto de terapeutas como de una búsqueda incesante y autodidacta para intentar sentirme mejor consigo mismo.

Y esto me ha llevado a varias conclusiones:

  • Cada uno debe encontrar su propio camino. Si todo el mundo que ha pasado por una situación parecida a la nuestra hubiera creado un curso o sistema, no habría dos iguales.
  • Sobre todo al principio, podemos pasar por etapas desesperadas y solemos buscar figuras que consideramos de autoridad para guiarnos y empezar a dar pasos más por confianza en ellos que por nuestra propia autoconfianza. Aquí es donde suele entrar la figura del/la terapeuta y la de referentes que han pasado por situaciones similares.
  • Te va a ocurrir de forma natural, así que no te preocupes por ello. Pero, poco a poco, irás encontrando a las personas correctas para ayudarte y, sobre todo, poco a poco irás aprendiendo a ayudarte a tí mism@. ¿Cómo reconocer a esa personas? Porque te ayudan a empoderarte, a sentir que cada vez las necesitas menos y, que sus herramientas te ayudan no sólo a sentirme mejor, si no a comprender que el poder de sentirte mejor reside en ti y que, en un tiempo, podrás prescindir de ellas para seguir tu propio camino.

La razón de ser del sistema es la misma que la del blog: aportar una mirada personal, empática, de una persona que ha pasado por un trastorno de ansiedad. Hasta ahora había creado el blog y los perfiles en la redes sociales (que son poco más que herramientas de promoción del blog). Pero yo, y otros lectores también, teníamos la impresión de que faltaba algo. Un hilo conductor, cosas más concretas… Así que me decidí a pegarme el curro de sistematizar todo lo aprendido. No sólo para ayudar a los demás, sino porque creo firmemente también que enseñando es como más se aprende. Y, ese aprendizaje, a su vez, puede repercutir positivamente en las personas de mi entorno.

Un curso te permite organizar los contenidos de manera mucho más clara y útil que un blog. Y un curso online, siempre va a llamar a la acción mucho más que un libro. O así lo creo yo. Además, me permite, a parte de texto e imágenes, añadir vídeos y audios. Y, por qué no decirlo, se trata de un formato de fácil publicación. Más si cabe teniendo en cuenta mi formación técnica.