Desarrollo personal

Pongo «desarrollo personal» por poner algo, pero en realidad me refiero a: autoconocimiento, gestión emocional, gestión relacional, espiritualidad, control mental, creatividad, pasión, propósito, etc. Me refiero al cuestionamiento de todas esas viejas creencias que llevamos encima, de ese piloto automático, que nos lleva muchas veces a sufrir más de la cuenta, y a intentar sustituirlas por un nuevo mapa más acorde a nuestros objetivos vitales.

Qué hago yo

Aquí el verbo hacer es importante, pues me he tirado años y años leyendo sin hacer prácticamente nada. Lo que yo hago es leer libros inspiradores y con contenido interesante, ver vídeos de gente que considero honesta en este campo (ver referentes), hacer cursos formativos y una serie de actividades para ir poco a poco reprogramando la mente. Pero sobre todo, desde hace unos meses, lo que intento es llevar la práctica comprensiones. Pues de otra manera no sirven para nada. Como dice Íñigo Lacasa, aprendizaje = cambio de comportamiento.

Qué he hecho

Voy a citar, en orden cronólogico, las actividades que he ido haciendo para intentar salir del pozo y e ir viendo poco a poco la luz.

Psicología

Cuando eres occidental y estás mal, dentro de que no confías en nadie (ni en ti mismo), si estás realmente jodido a quién sueles acudir es al psicólog@.

En mi caso estuve en tratamiento con un psicólogo privado y dos psicólogas de la seguridad social. Pero siempre en paralelo, y como referencia principal seguí el programa propuesto por Rocío Lacasa para los casos de TOC.

Es verdad que en realidad el trabajo es tanto de ella como de su hermano, pero para una vez que es el hombre el que está a la sombra prefiero citarle a ella. Por eso y porque es con ella con la que he tratado personalmente en este proceso y es una persona y profesional simplemente genial. Yo busqué y busqué, y Rocío es la más honesta, profesional y efectiva que encontré. Le guardo un cariño especial y sigo leyendo sus emails con mucho entusiasmo.

Espiritualidad pura

Sí, lo sé, ahora te puede parecer como… otro colgao que se ha pasado al lado hierbas de la vida. Pero cuando te planteas todo por que ves que muchas de las cosas que habías construido eran erróneas… Empiezas a abrirte a nuevos enfoques.

El caso es que cuando estaba empezando en este proceso vi una entrevista de Rocío con Ramiro Calle. Ramiro es un maestro de yoga, todo un referente a nivel mundial, diría yo. El caso es que me dije… «éste no es mi rollo, yo quiero cosas verificadas por la ciencia», y pasé al siguiente artículo de Rocío. Pero al cabo de varios meses, avanzando en la búsqueda… volví a recordar esa entrevista. La volví a ver y me pareció superinteresante todo lo que decía ese hombre. Así que empecé a devorar libros y vídeos suyos, hacer sus clases de yoga físico y yoga mental

Ramiro es un C-R-A-C-K, con todas las letras. Honesto como pocos.

Espiritualidad para gente de la calle

Es un poco raro pasar de una espiritualidad de un yoga como el que propone Ramiro a otra más occidentalizada. Pero, por una parte, yo no he dejado atrás ese tipo de espiritualidad y sabiduría milenaria, y por otro hay que ser humildes y ver de dónde venimos y que es difícil pasar de 0 a 100 en tan poco tiempo.

Otro personaje que conocí en un principio y no me motivó y ahora me trae loco (en el buen sentido no sexual 😁) es Borja Vilaseca. Me fascina su forma de comunicar, su historia personal y su honestidad. El esfuerzo que ha hecho este hombre por acercar el mundo del autoconocimiento a los profanos como yo es brutal.

Rocío me acercó al mundo del Eneagrama (una herramienta a medio camino entre occidental y oriental) y Borja me ha ayudado mucho a profundizar en ella. He leído sus libros «Encantado de conocerme» y «Ni felices ni para siempre» y he hecho el curso online «Encantado de conocerme». Asimismo, he devorado varios de sus artículos y una cantidad ingente de vídeos de su canal de Youtube.

Un pasito más allá en el desarrollo personal

De estar cerrado a nada que no estuviera científicamente probado a la sabiduría oriental más pura y de ahí a una espiritualidad más adaptada, y por último, me he abierto también a ese mundo tan de moda ahora de autodesarrollo, coaching, etc.El proceso de autoconocimiento y autoindagación es de todo menos lineal, al menos en mi caso 😆.

Considero que en este mundo hay que andarse con pies de plomo, pues la cantidad de charlatanes puede que ser importante. Yo he tirado por lo seguro y he realizado el curso de meta-aprendizaje del programa Mas Meta, de Íñigo Lacasa (el hermano de Rocío). Este chaval es, de todos los referentes que cito en la página y el blog, el que mejor ratio humildad X aportación-de-valor tiene. Es de esas perlas escondidas en el océano que casi nadie encuentra.

Su sistema Meta-Aprendizaje es brutal. Y no tengo problema en decir que es el que ha facilitado la mayor transformación que he vivido nunca.

Qué hago ahora (más concretamente)

La actividades que hago como rutinas diarias en este sentido son:

  • Meditación: 30 minutos de meditación siguiendo la variedad de técnicas que enseña Ramiro en su libro 100 técnicas de meditación y en los podcasts de Mindalia.
  • Audiotraining: Audios de reprogramación de la mente (sí, lo sé, suena entre hierbas y peligroso 😂) de Borja Vilaseca para los eneatipos 1 (los perfeccionistas). Son 10 minutillos.
  • Ejercicio de cuestionamiento de etiquetas mentales. Lo alterno con el audiotraining.
  • Profundización en el sistema Meta-Aprendizaje.

Qué voy a hacer

Tengo en mente dos proyectos fundamentalmente:

  • Escribir posts semanales en el blog: Sin exigencias ni ideas preconcebidas, viendo a ver qué sale. Utilizándolo como medio de expresión y creatividad.
  • Máster en Inteligencia Financiera (en noviembre de 2020): Ofrecido por el Borja Vilaseca Institute.