Categorías
Autoconocimiento Desarrollo personal

Desperfecciónate: El sistema

En este post explico en qué consiste el nuevo sistema (curso online) gratuito que lanzo después de identificar, organizar y sistematizar los aprendizajes que he ido recopilando por el camino desde mi última tocada de fondo.

Una nueva herramienta

Después de varias semanas trabajando en ello, me hace mucha ilusión presentar el sistema online que he creado con todas las enseñanzas útiles que he encontrado en los últimos años.

Enseñanzas que me han ayudado a pasar de un estado de tensión y ansiedad generalizados a vivir la vida de una forma más relajada, consciente y funcional.

Como siempre os digo, no creo en pastillas mágicas, santos griales ni iluminaciones espontáneas (siempre he sospechado que puedan ser en realidad ictus o similares 😄). Así que, este sistema, no es nada de eso.

Simplemente he recogido todas aquellas herramientas que he encontrado útiles en el camino, he tratado de explicarlas lo mejor posible y he sistematizado su aplicación para facilitar su uso y ofrecer una hoja de ruta clara. Eso no quiere decir que tengas que seguir todo al pie de la letra, pero, para las personas que así lo requieran, ofrezco todo más o menos programado. Cada persona que haga el curso verá lo que aplica, lo que no aplica, y cómo lo aplica.

FAQ

Para no aburrir al personal, paso a explicar el programa/curso/sistema en forma de pregunta-respuesta 😉.

¿Qué contiene el programa?

Contiene conocimientos teóricos, pautas, herramientas, estrategias y prácticas encaminadas a ayudar a una persona a pasar de un estado de ansiedad (provocado por estrés continuado, trastornos u otro tipo de problemas personales psicológicos) a otro estado (dinámico) de más calma, ilusión por la vida y funcionalidad. En mi caso, ese estado inicial de ansiedad vino inducido por una personalidad altamente autoexigente y perfeccionista, que junto con otros eventos externos que para mí resultaron estresantes, terminaron derivando en un TOC y un estado de ansiedad generalizada. Desde ese punto parten todas estas enseñanzas.

¿A quién va dirigido?

Pues, como indico en la pregunta anterior, a personas que estén pasando por una temporada de ansiedad alta y frecuente, y que puede que haya derivado en algún trastorno de ansiedad tipo TOC, ansiedad generalizada, anorexia nerviosa, agorafobia, efectos psicosomáticos como dermatitis, etc.

Hay otra premisa muy importante: Tienes que ser alguien que se defina como perfeccionista y autoexigente. Si no, seguramente este programa no se ajuste a tus necesidades.

¿Sustituye a la terapia convencional?

La típica pregunta que, aunque de obvia respuesta, mejor dejar clara. No. Este sistema no sustituye el tratamiento de un/a psicoterapeuta especializad@. Lo que persigo con este sistema es tratar de paliar lo que yo percibí como un gap en mi época buscadora.

El tratamiento psicoterapéutico puede ser una ayuda primordial. Y, de hecho, por temas legales al menos, es insustituible. Lo que yo eché en falta, cuando encontraba a personas que podían haber pasado por algo similar, es una ruta clara de qué pasos habían dado para llegar a sentirse mejor consigo mismas. El camino nunca es una recta en la que vas avanzando de forma gradual. Hay altibajos, cambios de dirección, rutas erróneas… Además, cada persona siempre va a seguir un camino único. Eso lo entiendo. Pero también creo que:

  • Un/a profesional te puede ayudar, y mucho, pero puede que sea incapaz de comprenderte a un nivel más profundo, por no haber pasado lo mismo que tú. ¿Significa eso que es insuficiente? No, no tiene por qué. Pero a mí, conocer casos similares de personas que estaban intentando o habían salido del pozo, me ayudó. Esto, probablemente, se trata de algo muy personal. No lo sé.
  • Un blog está bien. Hay muchos como éste. Pero en un blog es muy difícil enlazar unos contenidos con otros, establecer jerarquías, indicar qué va antes de qué, etc. Un blog, normalmente, es una lista de artículos ordenados cronógicamente y organizados por categorías y etiquetas (en el mejor de los casos).
  • Los libros son maravillosos. Agradezco enormemente haber remotado el hábito de leer tras terminar mi carrera universitaria. Pero, al menos en mi caso, la mayoría de los libros que leo, quedan en la estantería. Pueden producirme un subidón temporal, pero es difícil que me lleven a establecer hábitos, pautas y estrategias concretas y sostenidas en el tiempo.
¿Por qué la publicación de este sistema?

Parece que tiendo a contestarme antes de lanzarme la pregunta 😄. Ya que, como puedes ver, creo que he respondido a esta pregunta en la anterior.

Sin embargo, lo explico. Hasta ahora había creado el blog y los perfiles en la redes sociales (que son poco más que herramientas de promoción del blog). Pero yo, y otr@s lector@s también, teníamos la impresión de que faltaba algo. Un hilo conductor, cosas más concretas… Así que me decidí a pegarme el curro de sistematizar todo lo aprendido. No sólo para ayudar a los demás, sino porque creo firmemente también que enseñando es como más se aprende. Y, ese aprendizaje, a su vez, puede repercutir positivamente en las personas de mi entorno.

Un curso te permite organizar los contenidos de manera mucho más clara y útil que un blog. Y un curso online, siempre va a llamar a la acción mucho más que un libro. O así lo creo yo. Además, me permite, a parte de texto e imágenes, añadir vídeos y audios. Y, por qué no decirlo, se trata de un formato de fácil publicación. Más si cabe teniendo en cuenta mi formación técnica.

¿En qué formato está desarrollado el sistema?

El sistema tiene formato de curso online. De hecho, compré una licencia anual de uno de los plugins más reconocidos para WordPress: LearnDash. No es una herramienta cualquiera, y cuesta su pasta. Pero, si alguien se beneficia del curso, habrá merecido la pena.

Por tanto, no te lleves a engaño, en este curso he metido horas, esfuerzos sesudos y dinero. No es un PDF de 3 páginas, un webinar de una hora o un vídeo sensacionalista. Está hecho de la forma más profesional de la que he sido capaz.

En cuanto a formatos concretos, el sistema contiene principalmente texto, si bien he incluido unas cuantas imágenes (diagramas), un vídeo y algunos audios.

¿Cuánto cuesta?

Pues… nada. No cuesta nada. Es gratuito. ¿Por qué? Porque yo ya tengo mi curro, como desarrollador de software y analista de datos, que de hecho me ha permitido sacar cierto tiempo y dinero para comprar cosillas para este proyecto.

No le veo sentido pedir dinero por él. No lo necesito. También podría justificarlo como fuente de ingresos adicional para poner otros proyectos en marcha. Pero, a día de hoy, nada me asegura que ese dinero no esté mejor en tu bolsillo.

Eso sí, no te lleves a engaño. No se trata de un curso online de tres al cuarto de esos que más bien quieren dejarte con las ganas para que sigas comprando, leyendo, viendo o lo que quiera la persona que lo haya creado quiere que hagas. Intenta ser una herramienta útil, completa y profesional para ayudarte en el camino. Para ofrecerte una ayuda adicional en tu camino de recuperación. Hecha por alguien que no es profesional de la psicología, sí, pero poniéndole mucho esfuerzo, cuidado y cariño.

Al lío

Si estás interesad@ en realizar el sistema, o conoces a alguien que puede interesarle y que le pueda resultar de ayuda, puedes empezar por aquí.

He creado, además del sistema, un proceso de inscripción un tanto inusual. En lugar de ponértelo fácil, te lo pongo un poco difícil 😉. Te explico por qué. Este curso no está creado para curios@s. Lo siento. Está creado para intentar ayudar a aquellas personas que puedan beneficiarse del mismo. Para personas que estén realmente comprometidas con su proceso de transformación, de desperfeccionismo, que les lleve a desarrollar una mayor serenidad, fluidez y productividad. No para oportunistas que puedan aprovecharse de mí o de este sistema para objetivos poco éticos. Además, no te voy a engañar, me gustaría conectar un poco más contigo, y tener algo de feedback.

Pero no me enrollo más, si crees que puedes beneficiarte psicológicamente del mismo, puedes acceder al primer paso de la inscripción. Ahí te explico más cosas del sistema y de este proceso 😉.

Conectemos

Tengo una newsletter, adicional al blog, donde comparto reflexiones más espontáneas, íntimas, directas y cortas. Si crees que puede ser de tu interés, te animo a suscribirte.

4 respuestas a «Desperfecciónate: El sistema»

Hola Victor!
Me pasaron ese enlace, y me he quedado con las ganas de saber más sobre el TOC, ya que mi hijo lo sufre desde hace 2años y 4meses.
Después de un Bulling desde 2Eso , a los 4 meses se le desarrolló el Toc.
No puedes imaginar lo q estamos viviendo, mezcla de Bulling y TOC.
Muchas gracias por expresar tu vida privada.
Mi pregunta és…..el TOC tiene cura?
O tienes q vivir siempre con.él.
, con sus altibajos?

¡Hola!

Vaya pregunta, ¿eh? Difícil de responder en un comentario, pero me crea mucha empatía tu situación y la de tu hijo así que trataré de hacer lo que pueda ;-).

Lo primero, obviamente yo no puedo sentir exactamente lo mismo que estáis sintiendo vosotros actualmente. Pero el bullying es algo muy habitual, por desgracia, y creo que lo hemos vivido casitod@s en algún momento de nuestra infancia y/o adolescencia. Tampoco quiero justificar nada, pues hay actos que obviamente son malos y ya está. Pero en esa época, en el instituto se suele instaurar una especie de ley de la selva en la que parece que o cazas, o eres cazado. Y, así, creo que casitod@s hemos caído alguna vez en alguno de los roles de abusón, «el que pasa del tema» o el de sufridor(a) de bullying. Y detrás de cada uno de esos roles, suele haber causas y consecuencias psicólogicas: ira, frustración, miedo, ansiedad, etc. Algunos llegan a desarrollarse en lo que catalogamos con trastornos de ansiedad o de otro tipo, y otros los catalogamos como «cosas de chavales». No intento quitar hierro al asunto, pues estoy seguro de que estáis sufriendo. Y mucho. Pero también os digo que vuestra situación es más común de lo que pueda pareceros. No es algo «anormal», sino normal dentro de los acontecimientos que se han dado: una psicología concreta, comportamientos dañinos del entorno, etc. Vuestra situación es normal y CONYUNTURAL. Y deseo que dure lo menos posible para que podáis encontraros cuanto antes en una situación más tranquila y placentera.

Y aquí ya entro a contestar a tu pregunta. El TOC, no es como la sagrada familia o el parque de enfrente de mi casa. Estás últimas, existen como objetos físicos. Pero el TOC, el trastorno obsesivo-compulsivo, es sólo una forma de catalogar, desde el campo de la psicoterapia, un compendio de comportamientos cognitivo-conductuales. Para diagnosticar a alquien con TOC, por ejemplo, el terapeuta tiene que decidir (junto con el paciente, en la mayoría de casos, supongo) si las obsesiones y compulsiones limitan el desarrollo normal de su vida diaria o no. Yo me pregunto, ¿cuál es el desarrollo normal de una vida diaria? ¿En la adolescencia? ¿Si estás sufriendo de bullying? ¿En pandemia? ¿En un pueblo o en la ciudad? ¿Si eres alguien autoexigente o laxo «por naturaleza»? No sé si me estoy explicando… Te invito a que te informes sobre las condiciones actuales para diagnosticar con TOC a una persona, que además son revisadas en cada nueva versión del manual oficial (DSM-5, creo que es ahora). El TOC es simplemente una valoración que ayuda al terapeuta a tratar de aplicar las técnicas más beneficiosas para ayudar al paciente a reducir su sufrimiento. Y, al paciente, también puede ayudarle a entender su situación. ¡Pero cuidado con las identificaciones!

Te voy a poner un caso más fácil de entender. Yo pasé por una anorexia a los 13-14 años. Hoy en día peso 78 kg (y mido 1,83). Me alimento divinamente y estoy hecho un toro. ¿He superado la anorexia? Todo parece indicar que sí. ¿He superado el patrón de pensamiento de la anorexia? Lo dudo más, pues cuido mi alimentación y mis rutinas deportivas bastante por encima de la media. Ahora bien, estoy sano y además, me doy mis caprichos de comida, paso de ellos cuando tengo eventos sociales y me salto los entrenamientos si veo que estoy priorizándolos a las relaciones de una manera demasiado extrema (o lo intento). En ese sentido, sí que creo que he conseguido «limar» un poco esas tendencias absolutistas y autoexigentes.

Volvamos al TOC. Que yo conozca, hay dos terapias funcionando actualmente. La Exposición con Prevención de Respuesta (EPR) y la cognitiva (de la cuál estoy leyendo un libro). Por mi experiencia, diría que la EPR puede eliminar sino del todo, casi del todo un TOC. Pero un TOC, para mí no es el problema raíz (te recomiendo que te leas las páginas donde explico el sistema Desperfecciónate), sino un síntoma. Un vía de escape ante un sufrimiento generalizado. Un medio de controlar algo. Aunque sea una compulsión absurda, es tu compulsión. Tú tienes el control sobre ella. Y eso para una personalidad rígida es «oro puro». La terapia cognitiva creo que entra más en materia, cuestionando muchas de las creencias falsas que hay detrás del TOC. Y, luego, hay un basto mundo de autoconocimiento para poder llegar hasta la raíz misma del «problema». Para mí, las 3 son complementarias. Y la última, sobre todo, un camino probablemente infinito.

«Superar el TOC» es un ideal. Un ideal extremo. Si te pones ese ideal como meta, probablemente fracasarás. ¿Vivimos en un país capitalista? ¿O socialista? Si le preguntas a un neoliberal, te dirá que es un país sociata y comunista de mierda. Si le preguntas a un comunista, te dirá que vivimos en un capitalismo salvaje y despiadado. El que tiene en mente un ideal sobre cómo deben ser las cosas, siempre estará frustrado, enfadado, con miedo, dispuesto a pelearse. El ideal de «la vida sin TOC, sin obsesiones», no es muy diferente.

¿El TOC tiene cura? No lo sé. Según el DSM-5, sí. Yo ya no cumplo con los criterios, y por eso me dieron el alta. Y como yo, muchas otras personas. ¿He pasado por periodos de TOC en varias etapas de mi vida? Sí, además también tenemos nombre para eso. Lo llamamos brotes. ¿Volveré a tener un TOC? No tengo ni idea. Y no me como la cabeza con ello. Bastante tengo con intentar disfrutar del presente y hacer disfrutar a la gente de mi entorno y ayudar a quien pueda.

Ahora bien. ¿Va tu hijo a pasar esta etapa muy difícil de bullying + TOC? Apuesto todo mi dinero y mis pertenencias a que sí. Y además, porque conozco varias personas «diferentes», perfeccionistas, que no quieren hacer daño a nadie y por eso no entienden que se lo hagan a ellos, sé que tu hijo va a ser una persona maravillosa (ya lo es, ya lo sé). Una persona concienciada con el resto de seres vivos, con una sensibilidad especial. Llegará un momemto, porque somos «muy nuestros», que hasta tendrá que rechazar ofrecimientos de planes con los amigos, relaciones, involucraciones en organizaciones… Que nos perdonen los demás ;-).

La adolescencia es dura para el que sufre bullying y para el que no. Para el «tiene» un TOC y para que el que no. Es más «jodida» para el que sufre estas cosas, que duda cabe. Pero mira el resto de animales, aprenden rápido (o nacen sabiendo) y luego ya viven la vida. Os mando un fuerte abrazo y todo mi apoyo. No desistáis. Es cuestión de tiempo. Vuestro hijo ha desarrollado una sensibilidad temprana. Otros desarrollan otras cosas antes. Y así, cuando somos adultos, cada uno aporta lo ya ha aprendido. Y vuestro hijo tendrá mucho que aportar, y lo hará. Y tendrá entornos mucho más favorecedores para ello.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *