Categorías
Autoconocimiento

Mi viaje (segunda parte)

Segunda parte del post donde explico mi viaje de autoconocimiento y búsqueda de herramientas útiles para tratar de superar el Trastorno Obsesivo Compulsivo.

First things first

Como seguramente sabes, ésta es la segunda parte del post que publiqué la semana pasada. Así que si todavía no lo has leído, te recomiendo encarecidamente que lo hagas porque será fundamental para poder aprovechar este segundo post al máximo.

La verdad, y siendo sincero, me da mucho palo hablar de este tema y me cuesta bastante encontrar las palabras adecuadas. Es más, creo que no existen palabras adecuadas para describir procesos tan dinámicos y cambiantes como los de nuestra psique. Pero tampoco quiero que haya personas que pasen de estos posts por ser demasiado precavido con mi forma de describir lo que siento. Es por ello que puede que utilice términos estáticos para describir procesos dinámicos, con el único objetivo de que, aquellas personas que ahora mismo ven todo en blanco y negro y de forma muy anquilosada y etiquetada, puedan entenderme y se animen a practicar algunas de las técnicas que voy a describir.

Creo sinceramente que estoy mucho mejor que hace unos meses. Puedo llegar a comparar, no sin matices, mi estado hace X meses con mi estado actual. Pero… ¿un punto a partir del cuál ya estás fuera del pozo del TOC, de la ansiedad, de la tensión generalizada? Eso no lo identifico, la verdad. Todo es un proceso. Si estas pasando una mala racha, seguramente una de tus tareas sea darte cuenta de esto. Mientras sigas buscando la pastilla mágica… vas a sufrir.

Dicho esto, vayamos al grano 🤓.

Técnicas, prácticas y hábitos

En la primera parte ya te expliqué mi viaje. Mis vivencias, referentes, sistemas, enfoques psicológicos, filosofías, etc.

Ahora es hora de definir qué prácticas concretas me ayudaron a transformar esa cabecita loca que tenía en otra cabecita loca que me gusta más 😜.

Tratamiento psiquiátrico o psicólogico tradicional

Quiero dejar claro que no estoy en contra ni de este tipo de tratamiento ni de los profesionales de este campo. Pero sí creo que, como en el resto de profesiones, hay gente buena y gente mala. Gente brillante y gente mediocre. Gente supermotivada y gente que no sabe muy bien por qué escogió esa carrera en la uni (como nos ocurrió a muchos, by the way). Son personas, no robots.

Si encuentras una persona empática, con la mente abierta, actualizada con las nuevas tendencias y con la capacidad de sintetizar teorías y prácticas de diferentes fuentes, seguramente te ayude. ¿Quieres que te de un ejemplo de gran ayudadora? Rocío Lacasa. Si tu psicólog@ o psiquiatra se parece a ella, has elegido bien, seguro 😉. Además, las técnicas tradicionales de exposición, por ejemplo, para el TOC, son efectivas. Que duda cabe. Pero recuerda, el TOC es un síntoma, no el problema central. Dímelo a mí, que he sufrido varios antes de entender esto.

Sistemas de curación online

Bueno, bueno, bueno… Este es un tema caliente ahora mismo, jeje. Cuando yo empecé con el sistema de Hermanos Lacasa, por suerte, no había muchos de éstos. Y, gracias a la gran capacidad de comunicación que tienen Rocío e Íñigo, una vez me decidí a hacer un sistema, no fue difícil escoger el suyo.

No tengo ni idea de cómo son el resto. Pero he visto anuncios y web de algunos de ellos que me dan mucho repelús.

Si tus síntomas son ataques de pánico, yo haría su sistema de cabeza. Y para el resto de trastornos de ansiedad, la verdad es que yo al menos para el mío no encontré ninguno mejor. Primero hice TOC Terminado I y luego TOC Terminado II. Son muy, muy buenos. Rocío es una psicóloga superpreparada, capaz y actualizada, e Íñigo un monstruo de la mente y su funcionamiento. El primer programa era escrito y el segundo es con audios. Yo prefería el escrito, sinceramente, pero ambos son excelentes. Te dan enseñanzas, claves, trucos, y prácticas para hacer diariamente. Y puedes volver a escuchar los audios las veces que necesites.

Prácticas de relajación, concentración y reprogramación mental

Algo que aprendes más o menos rápido cuando empiezas a mirar hacia dentro es que, o empiezas a calmar esa mente alocada que piensa y piensa compulsivamente, o encontrar una solución va a ser entre difícil e imposible.

A este respecto, es muy recomendable que establezcas prácticas y momentos del día para relajar la tensión y renovar la energía. Yo, por ejemplo, todas las mañanas paseo a Tao antes de trabajar.  A media mañana me hago un ejercicio de reprogramación mental como los que recomiendan Borja Vilaseca o Íñigo Lacasa. O una serie de estiramientos. Al mediodía vuelvo a dar un paseo con Tao. A la tarde suelo hacer deporte, una sesión de movilidad o algún plan con amig@s o pareja. Y ya a la noche suelo reservar media hora para meditar.

Todas estos hábitos me ayudan a regularme. Pero son para regularme, por eso no necesito hacerlos todos los días. Si estoy de vacaciones, no hago algunos de ellos. Y si estoy estresado, intento hacerlos o quedarme varios momentos sin hacer nada, para no obligarme siquiera ni a hacerlos. Me tumbo en la cama y simplemente dejo que pasen todos esos sentimientos y pensamientos de autoexigencia.

A este respecto conviene destacar la práctica del yoga con los asanas, técnicas de respiración, relajación profunda y meditación como algo que abarca casi todo nuestro espectro como seres humanos para armonizar cuerpo y mente. Durante un tiempo asistí a clases de yoga presenciales pero mis recursos favoritos son la web de Ramiro Calle, sus libros sobre las diferentes técnicas, su curso online y los podcasts de meditación.

Autoconocimiento

En este tema he bebido de tres fuentes principalmente:

  • Ramiro Calle y sus libros, artículos del blog y vídeos de Youtube.
  • Eneagrama. Una buena forma de empezar, si no estás muy abierto a temas espirituales, puede ser leer el libro Encantando de Conocerme, de Borja Vilaseca. Aunque yo recomiendo mucho también La Sabiduría del Eneagrama, por contener varios ejercicios concretos para realizar según tu tipo de personalidad.
  • Borja Vilaseca, más allá del eneagrama, es un gran comunicador de temas de autoconocimiento y desarrollo personal para principiantes como yo. Te recomiendo ver sus conferencias.
Desarrollo Personal

Aquí es, probablemente, donde más tiempo he perdido porque me da la impresión de que hay mucha superficialidad hoy en día rodeando este mundo. Como ves, me sale la vena del eneatipo 1 😝.

Lo que más me ha ayudado, de lejos, es el sistema Más Meta de Íñigo Lacasa. Me ayudó a gestionar mucho mejor mi tiempo y mis hábitos, y me dió un subidón motivacional. Este blog nace de ahí.

Eso es todo amig@s

Y hasta aquí este post doble. Espero no haberte aburrido mucho. No quiero dármelas de nada, pero espero también que sepas valorar el dolor que tiene que atravesar una persona perfeccionista para poner sobre el «papel» todos los baches que ha pasado y las ayudas que ha necesitado. Aún así, he intentado centrarme en aquello que pueda ayudarte. Pero poner las cosas en contexto es inevitable.

Un fuerte abrazo y nos leemos en el camino 😉.

Conectemos

Tengo una newsletter, adicional al blog, donde comparto reflexiones más espontáneas, íntimas, directas y cortas. Si crees que puede ser de tu interés, te animo a suscribirte.

3 respuestas a «Mi viaje (segunda parte)»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *